miércoles, 18 de junio de 2008

El graffiti se divide en tres categorías y formas de practicarlo. La primera, la forma más primitiva y originaria y la más básica es el tag o firma del autor. Con el tag lo que se busca es la cantidad y la identidad, marcar la ciudad y sus barrios. Lo mismo pasa con la segunda etapa del graffiti que es el bombing, son piezas un poco mas elaboradas que también se hacen en cantidad y con un limite de tiempo, ya que el tag y el bombing se realiza en forma ilegal.
Lo último es el graffiti en si, piezas que se realizan con el crew o grupo de escritores de graffiti o también solo, estas piezas suelen ser letras acompañadas de caracteres tipo caricatura o fondos con realismo. Lo que yo pinto básicamente son letras o wild style, es crear tipografías con un sello personal. El llamado flow es un estilo que diferencia y se reconoce por el relleno de las letras, la complejidad en la tipografía o los trazos siempre con pintura en spray.
En el barrio Edén no hay graffitis míos, solo uno que otro tag ilegal que dejé como huella en el barrio, además de bombings que fueron borrados posteriormente. Pero, como el graffiti esta expuesto a la calle, siempre tomo registros fotográficos de bombas que realizo, ya que tienen una vida muy corta.
La satisfacción de verlas plasmadas, es lo que te obliga a seguir pintando nuevos lugares, como meta totalmente personal y ególatra, siempre en el anonimato de la calle que otorga mas placer aún, llenar la ciudad solo escribiendo mi nombre, tapando los grises muros sin vida y sin color, llenarlos de formas, volumen, personalidad, donde no existía, donde las autoridades han dejado de lado y a veces son hogares de vagos o sitios eriazos. Pintar lugares de la ciudad abandonados para mi también es un deber, llevar color y vida directamente a los residuos que va dejando la sociedad, para que los que pasen por ahí y estaban acostumbrados a ver muros sin color los vean como un regalo y si quieren lo aceptan. Habrán muchos que pasarán sin observar, otros que se detendrán a miran un graffiti ya que es libre, sin restricciones de espacios públicos o privados, con mayor exposición a la gente, o simplemente debajo de un puente bien escondido, explicito y al aire libre, gratis para cualquier ciudadano de cualquier clase, no se va a escapar del graffiti, si vive en una ciudad estará obligado a verlo, como a su entorno, como la contaminación, los carteles publicitarios, los semáforos, todo lo que en definitiva este ligado a la urbanidad.
Drk one
Escritor de Graffiti
Talca, 2008




"paramnesia, extrañezas del paisaje"
lienzo 6















1 comentario:

Faena dijo...

Hola me gustaria me puedan enviar a faenadigital@gmail.com algun contacto de Galeria Mediagua, gracias!
Paula